Tratamientos para la caries

hace 4 años / 0 Comentarios ».
Tratamientos para la caries
Califica este Post

Anteriormente se creía que la caries podía eliminarse a través de un incremento en los cuidados bucales. Hoy en día se sabe que la realidad es otra: los tratamientos para la caries sólo sirven para prevenir o retrasar el crecimiento de la infección, no obstante no existe una cura para ella. La única forma de eliminar la caries es con ayuda de un odontólogo.

tratamientos para la caries

La caries es una enfermedad infecciosa incurable. Su tratamiento consta de dos partes: eliminación del tejido carioso y reconstrucción del diente. El procedimiento dependerá de la gravedad de la infección.

¿Detener la caries? Existen Tratamientos para la caries muy efectivos

La acumulación de bacterias en nuestras bocas es un proceso constante e inevitable. En cuanto éstas toman asiento en los dientes, formando lo que se conoce como placa bacteriana, liberan ácidos que disminuyen el pH y desmineralizan el esmalte dental.

A medida que se abren paso a través de esta capa, más y más bacterias se acumulan y aceleran el proceso. Lamentablemente, nuestro cuerpo no puede reparar naturalmente los dientes, por lo que una vez que la infección ha iniciado, no puede detenerse. Una caries no desaparecerá sin importar cuanto nos cepillemos o usemos enjuagues bucales, lo mas que podemos hacer es someternos a los Tratamientos para la caries.

Me detectaron una caries. ¿Ahora qué?

Una vez que el odontólogo identifica una caries, diagnosticará el alcance de la infección y el procedimiento a seguir para eliminarla. Existen tres tratamientos principales para el combate de esta enfermedad.

Obturación dental

Conocida comúnmente como “empaste”, la obturación dental es el procedimiento que consiste en retirar completamente el tejido infectado causante de la caries, y rellenar la cavidad con diferentes tipos de compuestos. Entre los más usados se encuentran la amalgama (una aleación de mercurio, plata y otros metales), compuestos a base de resina, y las incrustaciones onlay e inlay, fabricadas a partir de cerámicas. Este procedimiento se realiza cuando la caries es leve o superficial.

Endodoncia

En aquellos casos en los cuales la infección ha avanzado hasta la pulpa dental, se realiza un proceso de extracción del nervio. Esto se hace para poder “vaciar” el diente y desinfectar el canal de la raíz antes de rellenarlo nuevamente con un material bacteriostático, es decir, que previene la reproducción futura de las bacterias dentro del diente.

Al finalizar el diente pierde toda sensibilidad, incluyendo al dolor, por lo que hay que mantener un control odontológico periódico para asegurarse de que nuevas caries no se hayan formado.

Absceso dental

Si el diente ha sido destruido hasta la raíz por la caries, la única opción que tiene el dentista para evitar la propagación de la infección a otros dientes como a las encías es extraer por completo la pieza dental, y reemplazarla por un implante sintético. Para ello se extrae por completo el diente, incluyendo la raíz, y se coloca un aditamento en el hueso maxilar que servirá de soporte a la prótesis dental. Este procedimiento es costoso, pues requiere una cirugía para realizarlo.

Tratamientos preventivos

La higiene bucal es fundamental para prevenir la acumulación de bacterias y retrasar la formación de la caries. Es indispensable visitar a un odontólogo con regularidad para el seguimiento de los tratamientos para la caries, y consultarle sobre las maneras más adecuadas de mantener nuestros dientes limpios a través del cepillado, el uso de hilo dental y los enjuagues bucales, pues el uso excesivo podría producir desgastes en nuestros dientes, haciéndolos vulnerables.

La fluorización de los dientes también es un paso importante del cuidado dental, pues ayuda a fortalecer el esmalte. En la mayoría de los países desarrollados, el agua de los grifos ya contiene niveles de flúor óptimos para el cuidado de los dientes. Los dentífricos son una excelente fuente de flúor.

Evite ingerir alimentos antes de dormir, pues las bacterias son más activas durante la noche. Una alimentación baja en azúcares y carbohidratos le ayudará a disminuir este riesgo. Limpie sus dientes después de cada comida, especialmente después de cenar, para evitar la acumulación de restos y la subsecuente formación de caries.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.