Remedios caseros para la gripe

hace 2 años / 0 Comentarios ».
Remedios caseros para la gripe
Califica este Post

La gripe es una de las enfermedades más habituales en el ser humano y, aunque parezca bastante inocua, lo cierto es que mata a muchas personas al año. Es por ello que, en esta ocasión, vamos a hablar de remedios caseros para la gripe.

Remedios caseros para la gripe

¿Qué es la gripe?

La gripe es una enfermedad infecciosa que aparece regularmente en todo el mundo y que puede llegar a causar una gran cantidad de muertes (y, de hecho, las causa) al año. Por lo general, se asume que la falta de vitaminas C y D puede propiciar la aparición de la enfermedad.

A la gripe se le asocian los síntomas de tos, congestión nasal, dolor de cabeza, fiebre, escalofríos y calambres, y, aunque por lo general no necesita tratamiento, sí es recomendable seguir algunas recetas “de la abuela”, para pasar la enfermedad tan pronto como sea posible.

Conviene señalar, además, que se ha comentado en círculos científicos que la exposición a ambientes muy contaminados puede conducir a sufrir la enfermedad, por lo que el aire limpio puede ser de gran ayuda para no caer en esta enfermedad.
También se ha considerado como un factor de riesgo el contacto directo con materiales que hayan sido contaminados por la mucosidad o la saliva de un enfermo, incluso bastante tiempo después (se ha considerado que algunas gripes han viajado en contenedores comerciales a lo largo del océano).

Pero, en general, se considera que la falta de vitaminas D y C son las más relacionadas con la aparición de la enfermedad. No es que la carencia de estas vitaminas produzca la gripe, sino que te hace estar más expuesto.
En cualquier caso, sea por la razón que sea, si sufres la gripe, lo mejor es que hagas caso de los consejos que te daremos a continuación.

Remedios caseros para la gripe

En primer lugar, señalemos algunos remedios caseros para la gripe que llevan funcionando desde hace muchísimos años:
1. Zumo de naranja: El zumo de naranja recargará tus pilas de vitamina C, y contribuirá tanto a dificultar la aparición de la gripe y el resfriado común, como a acabar con ella en el caso de que ya la sufras. Bastarás con prepararse un zumo natural de esta fruta por las mañanas para tener las defensas altas.
2. Té de limón: Una infusión de limón te ayudará a sudar y a liminar las toxinas relacionadas con la gripe. Además, el limón actuará como relajante de la garganta, ayudando a controlar algunos de los síntomas más molestos tanto de la gripe como del resfriado común. Bastará con rascar la cáscara del limón, añadir agua y calentar durante unos cinco minutos.
3. Infusión de eucalipto: El eucalipto es, con diferencia, la mejor solución a la gripe. Sus propiedades antisépticas, balsámicas y antiistamínicas te ayudarán a superar la gripe en un tiempo récord, además de a respirar mejor. ¡No es casualidad que los caramelitos de eucalipto sean tan buenos para respirar mejor! Para preparar esta infusión, bastará con echar el eucalipto en agua y ponerla a hervir durante unos minutos.
4. Miel y limón: Uno de los remedios caseros más conocidos para la gripe. Ya hemos hablado de lo útil que resulta el limón, pero todavía no hemos dicho nada de la miel. La miel contribuye a relajar la garganta y, además, aporta una gran cantidad de vitaminas al organismo. Bastará con que mezcles dos vasos de limón y siete cucharadas de miel, lo calientes a fuego lento, y lo tomes regularmente.
5. Sopa de pollo: No es que el pollo tenga especiales características para curar la gripe, pero lo cierto es que está bueno y, al ser una comida líquida y caliente, contribuye a calmar la garganta. Es una de las mejores comidas que puedes hacer mientras te dura la enfermedad.

Remedios caseros para la gripe

Otros consejos para prevenir y superar la gripe

Aclarados los anteriores Remedios caseros para la gripe, podemos darte otros consejos que no tienen que ver directamente con qué tomar, sino con qué hacer. No pierdas detalle, que estos trucos también son muy típicos de nuestras abuelas:
1. No mantener contacto con enfermos: Por supuesto, si tienes contacto con un enfermo de gripe, es probable que tú también pases la enfermedad. Por lo tanto, es recomendable alejarse. No obstante, cuando la gripe llega a una población, es muy difícil evitarla, ya que es un virus que se extiende rápidamente y bastante resistente.
2. Mantén las manos limpias: Las manos acaban en zonas muy sensibles del cuerpo, como la boca, la nariz, y otros lugares que, sin una correcta higiene, pueden acabar contaminando el interior del organismo y provocando infecciones. Mantenlas limpias y tu salud te lo agradecerá.
3. Evita los cambios bruscos de temperatura: Los cambios drásticos de temperatura pueden bajarte las defensas, momento que aprovecha la gripe para penetrar en tu organismo. No entres a sitios muy calientes y luego salgas a la fría calle de forma repetitiva.
4. Utilizar suplementos vitamínicos: Ya hemos comentado que la carencia de vitamina D y C puede contribuir a que aparezca la gripe. Es por ello que se recomienda consumir algún suplemento vitamínico para que las defensas estén altas.
5. Sudar: Seguro que has oído en más de una ocasión a tus familiares decir que la gripe “hay que sudarla”. No les falta razón, la mejor forma de superar la gripe es dejando que el cuerpo suba la temperatura y mate al virus. Es el propio organismo el que acaba con el virus, y no una medicina. Por eso, métete en la cama, y suda. Es la mejor opción.

6. Bebe muchos líquidos: Derivado de lo anterior, cuando sudas, el cuerpo pierde gran cantidad de líquidos. Es por ello que será recomendable consumir zumos de frutas o agua para reponer los líquidos perdidos.
7. Acude al médico: Por supuesto, si estos remedios no fueran suficientes para superar la gripe, es recomendable que acudas al médico para que te dé algún consejos o te recete algún medicamento. No obstante, ten en cuenta que lo más probable es que te dé los mismos consejos que hemos citado aquí.

¿Y qué hay de la vacuna?

Aunque no todo el mundo necesita vacunarse contra la gripe, lo cierto es que es una buena forma de prevenirla. Normalmente se recomienda a los mayores de 65 años que se vacunen, porque son el grupo con mayores riesgos, pero lo cierto es que la vacuna funciona para todo el mundo.
Si eres un joven sano, no es necesario que te vacunes, aunque puede ayudarte a no caer en las garras del virus. Sin embargo, si tienes un familiar a cargo mayor de 65 años, un niño pequeño, alguna enfermedad cardiovascular, etc, en ese caso sí es recomendable la vacunación.
En cualquier caso, la vacunación contra la gripe aún es incipiente respecto a otras vacunas que se utilizan habitualmente, por lo que en algunos países aún puede ser difícil encontrarla.

Como ves, hay numerosos remedios caseros para la gripe, y todos son igual de funcionales. No obstante, recuerda que los remedios caseros no sustituyen a la opinión de un médico ni a los fármacos que éste receta, así que no dudes en acudir a tu médico de cabecera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *