Higiene bucodental: Todo lo que debes saber

hace 2 años / 0 Comentarios ».
Higiene bucodental: Todo lo que debes saber
Califica este Post

La higiene bucodental es toda aquella que afecta a la boca y a los dientes, y es muy importante, ya que es en la boca donde pueden aparecer algunas enfermedades muy graves y molestas. Es por ello que, en este artículo, vamos a explicarte todo lo que debes saber acerca de la higiene bucodental.

Higiene bucodental

¿Qué es la higiene bucodental?

La higiene bucodental es toda aquella higiene que afecta a la boca en términos generales, y, en concreto, a los dientes, las encías y la lengua, y los labios. Se trata de una parte de la higiene que, en ocasiones, está descuidada por muchas personas, pero con la que hay que tener especial cuidado, ya que una higiene insuficiente en este sentido puede acarrear serios problemas.
Los médicos insisten en que este es un aspecto imprescindible de la higiene diaria, y que no se tiene lo suficientemente en cuenta en términos generales. Tanto es así que se estima que la enfermedad más extendida del mundo no es otra que las caries.

¿Cómo se lleva a cabo una buena higiene bucodental?

Una buena higiene bucodental debe dar respuesta a los problemas que se generan en los dientes, en la lengua y las encías, y en los labios. En este apartado vamos a explicarte como cuidar cada uno de esos aspectos. En primer lugar, en lo que respecta a los dientes, es fundamental cepillarse, como mínimo, tres veces al día. Una primera vez por la mañana, otra vez después de comer, y una tercera vez después de cenar.

Con ello, podrás eliminar, en primer lugar, el mal aliento de por las mañanas, y, en segundo lugar, los restos de comida que hayan podido quedarse después de comer y de cenar. Es recomendable hacerlo con un dentífrico de calidad (tu dentista te recomendará el más adecuado para tu caso concreto), y, además, hacerlo durante un mínimo de dos minutos cada vez, con un cepillo cuyas cerdas no sean excesivamente duras (puesto que pueden dañar las encías si son demasiado rígidas), y en un ángulo de 45º respecto a las encías.

En cuanto a las encías y la lengua, hay algunos dentistas que recomiendan pasar el cepillo de dientes muy suavemente por las encías, pero hay otros que consideran que esto no tiene ningún efecto. En lo que ambos coinciden es en la importancia de un buen enjuague bucal que ayude a matar a las bacterias de la boca.

Por último, en lo que respecta a los labios, debes tener en cuenta que los labios se dividen en dos partes, la interna y la externa. La parte interna se limpia con facilidad cada vez que realizas un enjuague bucal, por lo que no debería darte ningún problema.
Sin embargo, la parte externa, suele requerir un poco más de atención, ya que los cambios de temperatura y otros elementos pueden contribuir a que se resequen y se corten. La mejor opción para solucionar esto es utilizar una barra de cacao que mantenga la hidratación de los labios en todo momento.

¿Es peligroso no mantenerla?

Sin duda. Mucha gente presta menos atención a la boca que a otras partes del cuerpo, y lo cierto es que por la boca se cogen muchas enfermedades, por lo que es harto recomendable tenerla cuidada al máximo en todo momento.
Los peligros de no mantener una buena higiene bucodental son, en primer lugar, el tener mal aliento, ya que la falta de higiene, como en cualquier otra parte del cuerpo, implica que huela mal, pero, sobre todo, puede generar enfermedades que pueden llegar a ser bastante graves (y la seguridad social no las cubre).

Higiene bucodental¿Qué enfermedades podría sufrir?

Existen varias. Aquí te vamos a señalar las más importantes, pero ten presente que pueden haber otras relacionadas:

1. Caries: Las caries son pequeñas grietas que se forman en los dientes y que, si no se cuidan, pueden llegar a ser muy grandes. En principio no duelen, pero, en el caso de que lleguen a afectar al nervio, puede provocar un dolor muy agudo e insoportable, con la única solución de matar el nervio.

2. Gingivitis: La gingivitis es la inflamación de las encías por un exceso de sarro, que provoca una infección en las mismas. Aunque no genera dolor, sí genera inflamación y un color muy rojo de las mismas. Muchas personas sufren esta enfermedad y, cuando se cepillan, notan que les sangran… ¡Y dejan de cepillarse! Que las encías sangren con el cepillado es normal si sufres gingivitis, y la única forma de que mejoren es, precisamente, cepillando los dientes y haciendo gárgaras con elixir bucal.

3. Periodontitis: La periodontitis es la evolución natural de la gingivits. Se da cuando la gingivitis no se ha tratado lo suficiente y ésta acaba afectando al hueso que sujeta el diente, debilitándolo y haciendo que sea incapaz de soportar la pieza dental, con lo que ésta cae.
4. Halitosis: Más conocido como mal aliento. Ya sea porque se ha producido una infección, quedan restos de comida en la boca, o las bacterias campan a sus anchas, una mala higiene dental suele comportar un mal aliento en la boca terrible.

Como ves, mantener una buena higiene bucodental es relativamente sencillo y te ahorrará muchos problemas en el futuro. Esperamos que te haya resultado de utilidad nuestro artículo, y, si tienes cualquier duda, deja un mensaje en los comentarios y te responderemos tan pronto como podamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *