Caries de muela: ¿Cómo se forma?

hace 1 año / 0 Comentarios ».
Caries de muela: ¿Cómo se forma?
Califica este Post

Entre todos los dientes, las muelas son especialmente vulnerables ante los ataques de la caries. Su función es la de masticar y triturar los alimentos que ingerimos, y debido a su forma tan irregular una gran cantidad de restos quedan atrapados en ellas. Las posibilidades de contraer una caries de muela aumentan con la edad, a medida que las fisuras de la cara superior del molar se profundizan.

caries de muela

Lamentablemente para nosotros, nuestras bocas son el hogar de toda clase de bacterias  que se adhieren a los dientes formando una capa viviente de microorganismos que se alimentan de los restos de comida atrapados en los dientes. Estas bacterias liberan ácidos al digerir sus alimentos, y lentamente van disolviendo el esmalte dental hasta que el diente es destruido.

Tipos más comunes de caries de muela

Una infección cariosa es clasificada de acuerdo al lugar del diente donde se origina. En una muela es muy común encontrar las caries de tipo oclusal e interproximal.

Se dice que una caries es oclusal o fisuraria cuando la infección inicia en la parte superior del diente. En el caso de los molares, la acumulación de bacterias ocurre en las fisuras de la cara superior. Se dan con mayor facilidad y frecuencia gracias a la gran extensión que tienen las muelas en comparación con el resto de los dientes. Las fisuras e irregularidades que sirven para triturar los alimentos con mayor facilidad son como trincheras para las bacterias, por lo que es difícil saber si una caries ha logrado penetrar el esmalte de las muelas desde el interior de una fisura hasta que es demasiado tarde.

La caries interproximal tiene un origen diferente, pero igual de elusivo. Son las caries que se forman entre los dientes, y en el caso de las muelas pueden ser prácticamente indetectables sin la ayuda de una radiografía. Este tipo de caries puede inciar por contagio de un diente a otro cuando ambos están en contacto, o por restos de alimentos que se adhieren a estas superficies.

Las bebidas azucaradas, especialmente las que contienen ácidos, como muchas gaseosas y zumos, son las principales culpables de este tipo de caries, pues penetran con facilidad por las pequeñas cavidades, donde el azúcar se adhiere y se convierte en alimento para las bacterias.

Etapas de una caries de muela

La caries de muela no suele seguir los patrones usuales de la caries en otros dientes debido a su forma y posición en la boca. Normalmente cuando la caries ataca al diente, empieza por la desmineralización del esmalte, donde puede durar incluso años si se mantiene una higiene y cuidados adecuados debido a la dureza de esta capa protectora. En una muela, no obstante, las bacterias suelen saltarse esta capa entrando directamente por alguna fisura que se haya formado en la superficie masticatoria, por lo que la caries empieza a “comerse” al diente desde el interior, dejándolo hueco sin que nos demos cuenta, hasta que la muela colapsa y se rompe.

Destrucción de la dentina

Este paso acelerado que tienen las caries en las muelas se debe a que la dentina, ubicada bajo el esmalte, es mucho menos resistente. La dentina, sin embargo, comparte una cualidad con el esmalte que hace a la caries una enfermedad extremadamente peligrosa: no están en contacto con ningún nervio, por lo que no sentimos nada mientras nuestros molares son desintegrados.

sintomas caries

Infección de la pulpa y pérdida del diente

La última etapa de la caries es él ataque y destrucción de la pulpa dental. La pulpa es el tejido interno de los dientes, y aloja los nervios y vasos sanguíneos. Generalmente nos damos cuenta que tenemos una caries porque la infección en este punto avanzado produce dolor intenso a medida que la pulpa contaminada se inflama y ejerce presión contra la dentina. Ya que los nervios atraviesan el diente hasta la raíz, la muerte de estos resulta finalmente en la caída del diente.

¿Se puede detener una caries de muela?

Hay que destacar que la caries no es un proceso aislado que se mantiene en un solo diente. De acuerdo a estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud, en el 70% de los casos los pacientes sufren entre dos y cuatro caries simultáneamente. Esto es debido a que las bacterias se encuentran en toda nuestra boca y se adhieren con facilidad a los dientes, por lo que aunque una caries sea tratada por un odontólogo, habrá reincidencia si no son tratadas todas las infecciones.

La higiene y los cuidados bucales sólo previenen la formación de la caries. Una vez que ésta ha iniciado su ataque, los mismos cuidados sólo atrasarán su avance, más no la harán desaparecer. Sólo a través de procedimientos odontológicos profesionales se puede eliminar la infección.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *