Caries radicular y cómo prevenirla, los mejores consejos

hace 1 año / 0 Comentarios ».
Caries radicular y cómo prevenirla, los mejores consejos
5 (100%) 1 vote

La caries radicular es el nombre que recibe la caries cuando la infección se origina en la superficie de  la raíz del diente. Es uno de los principales problemas bucales en adultos mayores debido al retroceso de las encías con el paso de los años, aunque también puede generarse en aquellas personas que padezcan enfermedades en las encías, como la gingivitis.

Caries radicular encia

El esmalte dental, catalogado como la sustancia más dura y resistente de nuestro cuerpo, sólo cubre la mitad superior de nuestros dientes. La mitad inferior, conocida como raíz, carece de una cubierta de esmalte, pues su principal protección son las encías. Esto significa que la aparición de una caries en esta zona tendrá un desarrollo muchas veces más rápido que atacando el esmalte.

Principales causas de la caries radicular

Nuestras encías retroceden de forma natural con la edad, exponiendo la raíz vulnerable de los dientes. Muchos odontólogos atribuyen el incremento en el número de casos de caries radicular a los avances tecnológicos que han aumentado la esperanza de vida del ser humano. Sin embargo, existen otros factores además de la edad que propician la aparición de una caries radicular.

Es muy común que la cantidad de medicamentos que tomamos también aumente con la edad. Muchos de los medicamentos que consumen los adultos mayores producen una reducción en la cantidad de saliva que producen, lo que se traduce en un incremento en la actividad bacteriana dentro de nuestra boca. La saliva no sólo ayuda a impedir que las bacterias se adhieran a los dientes, también los protege de los ácidos liberados por las bacterias y mantiene estables los niveles de pH en nuestra boca.

Otro factor pasado con alto con facilidad es la existencia de tratamientos quirúrgicos que exponen la superficie de la raíz dental. Esto se debe a que un porcentaje importante de la población no acude a chequeos odontológicos regulares, por lo que si deben ser sometidos a uno de estos tratamientos, no existirá un historial clínico de caries radicular que le indique al cirujano que debe tratar de evitar la exposición de las raíces.

Sumado a esto  debemos destacar la participación de las bacterias que ocasionan la caries. De acuerdo a estudios recientes, existen ciertos tipos de bacterias, como el Streptococcus mutans y el Lactobacillus acidofilus que son mucho más propensos a alojarse en las raíces de los dientes si estas están expuestas. Además de que tienen una velocidad asombrosa para transportar azúcares y carbohidratos fermentables a su interior y convertirlos en ácidos altamente dañinos para la pieza dental.

Tratamiento de la caries radicular

El tratamiento para una caries radicular puede ser preventivo o restaurador. El objetivo del tratamiento preventivo es mitigar los factores de riesgo para la raíz dental y así evitar que se produzca una infección en la misma. Estos tratamientos se enfocan en tres puntos clave: Cambiar nuestra alimentación, combatir las bacterias y aumentar la resistencia del diente.

diagnostico-caries

Cambios en la alimentación

El objetivo es reducir la cantidad de azúcares y carbohidratos fermentables que se consumen, ya que estos son los principales aceleradores del metabolismo bacteriano, y son convertidos con facilidad en ácidos. De acuerdo con los odontólogos y nutricionistas, una forma eficiente de hacer esto es sustituyendo el azúcar por edulcorantes artificiales sin lactosa.

Combatir los microorganismos causantes de la caries

Esto se realiza a través del uso de antisépticos que inhiben la acumulación de las bacterias que conforman la placa bacteriana, especialmente los niveles de los mencionados Streptococcus mutans y Lactobacillus acidofilus. Estos tratamientos son generalmente aplicados por un profesional, sin embargo también existen dentífricos o geles que pueden ser utilizados por el paciente mismo. Siempre es recomendable que consulte a su odontólogo sobre los tratamientos antisépticos antes de realizarlos, pues una aplicación incorrecta podría tener efectos adversos.

Aumentar la resistencia de los dientes

El principal medio para fortalecer los dientes es la aplicación y consumo de flúor, ya que este tiene dos efectos sobre la superficie de la raíz dental: aumenta la resistencia a los ácidos bacterianos e inactiva la infección. De acuerdo a los estudios, el uso diario de fluoruro sódico inhibe por completo la aparición de nuevas caries radiculares, y detiene el avance de las caries poco profundas en el 70 por ciento de los casos.

Por otra parte, los tratamientos restauradores varían en función del avance de la lesión y las condiciones de higiene bucal del paciente. Durante las etapas iniciales de la caries estos tratamientos consisten en la eliminación del tejido carioso a través de procedimientos odontológicos profesionales, y el posterior sellado de la cavidad con resinas compuestas que simulan la apariencia del diente.

En aquellos casos donde es imposible recuperar la pieza dental debido a la gravedad de la infección, el tratamiento consiste en la extracción de la misma y su sustitución por una prótesis dental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *