Caries en niños en edad preescolar

hace 2 años / 0 Comentarios ».
Caries en niños en edad preescolar
Califica este Post

A pesar de los inmensurables esfuerzos realizados por los gobiernos y organizaciones por disminuir los niveles de infección en la población, la caries continúa siendo uno de los principales problemas de salud del mundo. La caries en niños es especialmente grave, pues los dientes de un niño son suaves en comparación a los de un adulto, por lo que una infección cariosa causa estragos en su dentadura con una velocidad asombrosa.

Caries en niños

 

Incluso en países desarrollados, con un buen sistema de salud pública, se estima que la caries afecta entre el 60 y 90 por ciento de la población en edad escolar, y al 100 por ciento de la población adulta del mundo, lo que ha obligado a la Organización Mundial de la Salud a catalogar la caries como una epidemia crónica global.

Origen de la caries en niños

Muchas veces los padres solemos pensar que una caries es algo súbito, repentino, que se forma en el diente de nuestros hijos. Nada más alejado de la realidad. La formación de una caries es un proceso complejo, duradero y constante. Aquello que comúnmente llamamos caries no es más que la consecuencia de una infección que ha estado en el diente por años, incluso décadas, y es completamente incurable.

En el caso de los niños una caries descuidada puede tardar meses en destruir un diente, pues estos se encuentran todavía en formación y su esmalte dental carece de la densidad mineral para resistir el embate constante de los ácidos  producidos por las bacterias al alimentarse de cualquier resto de comida que quede en los dientes o encías.

Las bacterias llegan a la boca del niño a través de su interacción con el mundo que le rodea. En realidad la caries es altamente infecciosa, cosa que mayoritariamente ignoramos sobre esta enfermedad: Compartir un alimento o algún utensilio con nuestros hijos, besarlos e incluso olvidar lavar uno de sus biberones, puede ser el detonante de una caries. Esta infección suele atacar los dientes superiores con mayor intensidad pues son los más expuestos debido a la forma como los niños toman el biberón o las tazas.

Factores que influyen en el desarrollo de una caries

Cuando pensamos en niños, es muy difícil evitar que se nos venga a la cabeza la palabra dulces. Lamentablemente lo mismo se puede decir de la caries. El consumo de dulces, tanto bebidas como comidas, es mayor durante la infancia. Esto se debe a que el sabor del azúcar es irresistible para los pequeñines que aún no aprenden a dominar sus caprichos. Irónicamente las bacterias tampoco pueden controlarse ante el azúcar.

El azúcar y los carbohidratos aceleran el metabolismo de las bacterias, debido a que son procesados con rapidez y se convierte en ácido láctico. Los jarabes y bebidas azucaradas son especialmente dañinas ya que pueden penetrar por espacios reducidos donde normalmente no entran restos sólidos. Los caramelos, por su parte, se adhieren al esmalte dental con tal fuerza que pueden durar días invisibles sobre el diente, donde se convierten en un dulce oasis para las bacterias.

Aquellos puntos donde las bacterias se concentran debido a los restos azucarados se convierten rápidamente en cavidades cariosas debido al efecto desmineralizador de los ácidos sobre el diente. El proceso es más destructivo durante la noche, pues las bacterias son más activas durante las horas de sueño.

La higiene, o mejor dicho, la falta de ella, es determinante para la formación de una caries. Una higiene bucal adecuada puede retrasar durante años la aparición de las caries en niños, ya que los compuestos de los dentífricos ayudan a reforzar el proceso natural de mineralización de los dientes, y detienen el metabolismo de las bacterias.

Dentista y hogar contra la infección

Es recomendable acostumbrar a nuestros hijos (y a nosotros mismos) a asistir al odontólogo desde muy temprana edad. Los especialistas aconsejan empezar las visitas desde el primer añito, pues los dientes de leche son importantes para la formación de los permanentes, así como para la pronunciación de las palabras y la autoestima general de su hijo.

caries en niños preescolar

El cuidado de los dientes de leche empieza en el hogar, evitando los dulces y las comidas nocturnas, y educando a nuestros hijos para que no sólo hagan del cepillado una costumbre, sino que entiendan la importancia del aseo y la higiene. En las escuelas es importante que nos mantengamos en contacto con los maestros para asegurarnos que los niños no sean descuidados durante las horas que pasan en el preescolar, pues es muy común que coman sus meriendas y no limpien sus dientes, lo que produce una acumulación de restos alimenticios en ellos.

La lucha contra la caries en niños se ha intensificado gracias a los avances científicos que nos permiten entender mejor esta enfermedad, sin embargo depende por completo de nosotros la salud de nuestros dientes y los de nuestros hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *